Impuesto específico: La actual pesadilla para los chilenos.

Impuesto específico: La actual pesadilla para los chilenos.

Sería interesante que alguien contestara las preguntas que inquietan, mejor dicho molestan a los chilenos y para las cuales no he leído todavía respuesta alguna.
1. ¿Por qué en la última década, este impuesto se ha triplicado?. Cuando se creó en 1990 su valor era de 2.58 UTM por metro cúbico (1.000 litros), en la actualidad es de 6.00 UTM.

2. ¿Dicho impuesto financia carreteras y caminos?. La razón por la cual se creo este impuesto: financiar la modernización de obras de infraestructura vial ya no tiene legitimidad. Hoy los particulares pagan por utilizar carreteras concesionadas cuya construcción es financiada también por particulares. Y en las regiones alejadas de Santiago, la modernización en caminos: principales, secundarios y rurales avanza muy lentamente.

3. ¿Existe discriminación entre una persona que vive en Santiago y otra que vive en regiones?. En algunos sectores del país la gasolina supera la barrera de los $ 700 y para ellos sigue siendo una ardua tarea movilizarse de un sector a otro. (Vean la situación de Cabo de Hornos).
4. ¿El arreglo de calles también se financia con el mismo impuesto? ¿Entonces para que existe el permiso de circulación?.
5. ¿Qué porcentaje del precio que se paga por el litro de bencina, se va en impuestos?. Por una parte esta el impuesto específico a las gasolinas que es de 6 UTM por metro cúbico: por cada litro de bencina que cargamos alrededor de $ 191 por litro es para financiar éste impuesto. Si además los automovilistas agregan el impuesto al valor agregado (IVA), se da cuenta que del total pagado por un litro de bencina, un 42%, va a dar a las arcas fiscales.
6. ¿No se trataba de un impuesto “transitorio”?. Si bien la creación de este impuesto obedeció a un hecho puntual (reconstrucción luego del terremoto de 1985). Lo que nadie ha explicado es que una vez que se instala un impuesto es muy difícil de quitar ya que con el paso del tiempo, este tributo se ha convertido en un importante factor recaudador y de quitarlo los menores ingresos del gobierno se deberían recaudar por otro concepto. A no ser que se redujera el gasto Público. Difícil, ¿no?.
7. ¿Este mayor impuesto es para protegernos de la contaminación? Entonces que ocurre con el impuesto al petróleo usado en el transporte público que es de 1,5 UTM por m3. No es acaso el petróleo más contaminante que la gasolina. No incentivará este menor impuesto al petróleo a evaluar –al momento de cambiar el auto- la opción de adquirir uno diesel. Como consecuencia de ello, ¿no estaríamos perjudicando más aún la calidad del aire?.
8. ¿O lo que se pretende hoy con dicho impuesto es descongestionar calles?. ¿Desincentivando el uso del automóvil?. En Santiago ¡necesario!….pero ¿para el resto del país también es una prioridad?.


Economía para no Economistas

Sin Comentarios

Deja tu comentario


*