Tarjetas de crédito, úsalas responsablemente

Tarjetas de crédito, úsalas responsablemente

ahorros.jpg_1366428846

Si eres una persona que recibe un ingreso monetario mensual, es muy probable que hayas recibido invitaciones de instituciones bancarias ofreciendo una tarjeta de crédito y un montón de beneficios que no sabías que podías necesitar hasta que ellos lo mencionaron. Si bien una tarjeta de crédito te puede facilitar muchas cosas y en algunos casos hasta salvarte la vida, no debes de olvidar que es un instrumento de deuda y que si la usas y haces gastos con ella, es tu deber pagar esa deuda al banco.

Los bancos obtienen ingresos de esas tarjetas a través de los intereses que te cobran por cada compra, así como por la anualidad por el servicio. Lo primero que debes de saber es cuanto te cobran de intereses por cada compra que haces, los intereses siempre serán los mismos y dependerán de la cantidad que tú gastes; esto quiere decir que si tu compras un artículo a un precio, le tendrás que pagar ese monto al banco más su comisión (los intereses).

Cuando llegue tu estado de cuenta, en el te aparecerá tu saldo, que es lo que debes en total, y un monto mínimo a pagar, es muy importante saber que ese pago cubrirá una pequeña cantidad de la deuda inicial y que la mayoría de lo que pagues será para cubrir los intereses de ese mes. Si no tienes la posibilidad de pagar la cantidad completa de la deuda y vas a pagar sólo el monto mínimo, los expertos recomiendan que siempre pagues un poco más para que poco a poco vayas pagando tu deuda y no sólo los intereses que se generan, al hacer esto tu deuda disminuirán y por lo tanto los intereses al mes siguiente también.

Sin Comentarios

Deja tu comentario


*